Responsabilidad del comprador sobre las facturas del proveedor con comportamiento dudoso

Revisamos la discusión sobre las operaciones simuladas y la responsabilidad del comprador respecto al comportamiento del proveedor.

Para entrar en contexto, el SIN ha publicado una lista de NIT que tendrían la característica, por denuncias, de ser vendedores de Facturas.

Aquí las listas: https://www.impuestos.gob.bo/page/519

También se hizo una charla informativa por parte del SIN, les paso el link:

Al respecto el CAUB, a través de su boletín 01/2024, expresó la posición de que la responsabilidad del proveedor no puede ser cargada al comprador:

Ausencia del debido proceso si se quieren tomar tales listas como definitivas

Ante comentarios de colegas contadores en el sentido de rechazar facturas de tales contribuyentes, o modificar declaraciones juradas; supongamos que la lista se hace mucho más larga. Ahí habría una suerte de prejuzgamiento de tales créditos fiscales, incluso si son legítimos.

El comprador no puede aceptar a pies juntillas algo que no se ha demostrado (por ejemplo, la factura de alguno de los NIT de esa lista, si realmente tiene el comprobante de banco, la factura original y es del rubro).

Desde luego que las operaciones simuladas están fuera de la norma. Pero no por eso rechazarían facturas en el RCV (aspecto que podría pasar, según algunos contadores), no se podría rechazar si es que se tuviera todo en regla. Ahí no habría el debido proceso. O sea, no podrían depurar una factura antes que no se demuestre que no tiene valor ese crédito fiscal.

Aspectos de la Ley 317 del 2012

A colación de las listas de NIT que el SIN actualizó recientemente, en el sentido que serían NIT que comercializan facturas, esto es, que emiten facturas sin haberse producido el hecho generador (hablamos de facturas que simulan una operación que nunca sucedió), revisaremos lo que la Ley 317 habría pretendido normar y que sin embargo fue declarada como insconstitucional.

Esta situación se pretendió sancionar creando una suerte de nuevo delito, a través de la Ley 317 del 2012 que hacía modificaciones al Código Tributario. Artículo que fue impugnado y declarado inconstitucional.

¿Qué se añadió al Código Tributario?:

ARTICULO 177° ter.- (EMISION DE FACTURAS, NOTAS FISCALES Y DOCUMENTOS EQUIVALENTES SIN HECHO GENERADOR).
El que de manera directa o indirecta, comercialice, coadyuve o adquiera facturas, notas fiscales o documentos equivalentes sin haberse realizado el hecho generador gravado, será sancionado con pena privativa de libertad de dos (2) a seis (6) años.

¿Por qué se impugnó?

  • Porque no puede haber una pena igual para comercializar, coadyuvar o comprar facturas.
  • No se efectúa una adecuada distinción respecto a los partícipes en el hecho, o es ambiguo.
  • Lesiona el principio de dignidad, proporcionalidad de las penas, así como los principios de seguridad jurídica, legalidad, taxatividad y otros.

Para ver el documento completo de la sentencia, aquí el link.

Comentarios finales:

En el análisis de las figuras legales en cuestión, es imperativo recordar que los medios probatorios presentados son considerados válidos según la perspectiva de cada contribuyente, y en armonía con lo estipulado en el artículo 70 del CTB.

No existe una imposición de obligación por parte del comprador en cuestión para justificar el comportamiento del proveedor. Aunque la Administración Tributaria ostente la facultad de investigar el comportamiento tributario de proveedores y contribuyentes en general, las declaraciones impositivas formuladas por estos últimos recaen completamente en la responsabilidad de aquel que las realiza.

Las observaciones relativas al comportamiento del proveedor, en este caso, si estuvieran en esa lista de NIT observados o en otras futuras, no deberían ejercer influencia en la determinación de impuestos por parte del comprador. Cualquier interferencia en este sentido podría interpretarse como una vulneración a los artículos 13 y 78, párrafo I, del Código Tributario, los cuales establecen que las obligaciones tributarias son un vínculo de índole personal y reflejan fielmente la realidad, implicando la responsabilidad de quienes las suscriben.

Desde una perspectiva comercial, cada individuo ejerce su capacidad para contratar y obligarse, conforme a los artículos 4 y 5 del Código de Comercio. En este marco, la responsabilidad de validar las facturas recae en el emisor, es decir, el sujeto pasivo que genera el Débito Fiscal. No resulta procedente transferir dicha responsabilidad al beneficiario, quien simplemente desempeña el rol de acreedor del IVA en la transacción comercial, y su accionar se presume de buena fe.

En esta línea de reflexión, la observación acerca de posibles incoherencias en las compras y ventas del proveedor, o su proceso de fiscalización, o su inexistencia en su domicilio, no se considera un fundamento esencial para la depuración del crédito fiscal de las facturas al Comprador. No corresponde al sujeto pasivo asumir las consecuencias derivadas de la conducta tributaria del proveedor, como se evidencia en la normativa vigente y precedentes judiciales.

Website | + posts

Socio y fundador de boliviaimpuestos.com. Autor de artículos tributarios, investigador y consultor.

Especializado en la asesoría, planificación y defensa más compleja en materia tributaria.

Deja un comentario

Recibe noticias tributarias
........
Solo coloca tu email y te mantendremos actualizado
SUSCRIBIRSE
close-link
Descarga la herramienta
Accede con tu email a todas las descargas y suscribirte
DESCARGAR