El auténtico significado de Quiebra Técnica en Bolivia

El término «quiebra técnica» no está explícito en el Código de Comercio. ¿De dónde viene este término? y ¿Qué consecuencias tiene para una empresa?

quiebra tecnica bolivia

Muchas veces podemos escuchar hablar que una empresa está en quiebra técnica. Cuando preguntamos sobre la «quiebra técnica» a docentes y expertos, nos dicen que está en el Código de Comercio (CC), en el artículo 354. Veamos qué dice:

Art. 354.- (REDUCCION OBLIGATORIA). La reducción del capital es obligatoria cuando las pérdidas superen el cincuenta por ciento del mismo, incluidas las reservas libres. Este hecho deberá comunicarse a la Dirección de Sociedades por Acciones, publicarse conforme señala el artículo 142 y observarse lo dispuesto por el artículo 143. Si efectuada la reducción del capital, éste resultara insuficiente para cumplir el objeto de la sociedad, se procederá a la disolución y liquidación de la misma.

En principio no encontramos la palabra «quiebra» en ese artículo, menos las palabras «quiebra técnica».

Por otro lado, en este artículo se habla de que si las pérdidas superan el 50% del capital, éste se debe reducir. Pero si se reduce el capital, ¿no serán aún mayores las pérdidas?

También dice que si no se reduce el capital, se procede a la disolución de la empresa. (?)

A continuación vamos a explicar este instituto jurídico y relacionarlo con la parte contable.

De dónde viene el término «Quiebra Técnica»

Es un término que viene de las palabras inglesas Technical Bankruptcy.

Este término se ha ido construyendo durante varios años en los casos por quiebras de empresas en Estados Unidos, veamos un poco cómo surgió.

Imaginen por ejemplo una empresa (acreedora) que quiera cobrar a otra empresa (deudora) su respectivo préstamo. La empresa deudora sin embargo no puede pagarlo y posterga los pagos.

El acreedor decide hacer un juicio por insolvencia, para recuperar cuanto antes su préstamo, suponiendo que el deudor a entrado en quiebra.

El deudor dice que no es insolvente, que sólo es eventual. La disputa en el juicio, entonces, es saber si el deudor está quebrado o no.

Por eso es que existe una vasta literatura sobre la quiebra. Pero revisando algunos libros, existen tres tipos de quiebra.

Quiebra económica, quiebra técnica y quiebra legal

Según la literatura financiera recogida por Mara Elizabeth Monteiro (Banruptcy Prediction Models, Universidade do Minho, 2020, pág. 14), existen tres tipos de quiebra:

La quiebra económica consiste en que los costos de los productos son mayores a los ingresos por esos productos.

La quiebra técnica sucede cuando una empresa presenta una situación de liquidez negativa. Significa que los pasivos son mayores a los activos, sin embargo la empresa no ha dejado de realizar sus pagos y tampoco tiene un estado legal declarado como quiebra.

Al respeco, Juan José Durán en su Diccionario de Finanzas, dice:

(…) utilizando la terminología contable, sería aquella situación expresada por su balance, referido a una determinada fecha y elaborado con arreglo a los criterios legales de obligado cumplimiento (principios y normas de contabilidad), en la cual el valor monetario de sus activos fuese inferior al valor total de sus deudas o pasivos (incluidas las provisiones). En consecuencia, en términos contables (…) implica que su cifra de patrimonio neto es negativa, lo que quiere decir que estaría en situación de quiebra técnica (…) estaría al borde de la disolución-liquidación.

Durán Herrera, Juan José. Diccionario de Finanzas, Ed. Ecobook, 2011. Pág. 143.

Ejemplo:

ACTIVO8.000PASIVO10.000
Capital 5.000
Resultado del periodo-7.000
PATRIMONIO-2.000
Total Activo8.000Total Pasivo y Patrimonio8.000

La quiebra legal es cuando la empresa ya ha sido declarada en estado de quiebra debido a la cesación de sus pagos (Art. 1489 Código de Comercio).

En resumen, muchas empresas pueden estar en quiebra técnica y seguir operando. Esta situación no es favorable para generar utilidades y es un estado de riesgo financiero.

Sin embargo, si tiene varios acreedores, éstos tampoco sabrán de la quiebra técnica para iniciar un proceso legal, a menos que los Estados Financieros sean públicos.

Quiebra Técnica en Bolivia

La condición de quiebra técnica está presente en el Código de Comercio, en el artículo que hemos mencionado (Art. 354), —o es la parte de la normativa boliviana más aproximada a lo que se entiende como quiebra técnica.

Si bien es cierto que la terminología de Quiebra Técnica puede ser variada en la doctrina, lo indicado en el Art. 354 es el único parámetro legal similar que podemos encontrar en el Código de Comercio. Y esta forma de entender la quiebra técnica en Bolivia se usa en la jerga contable y en procesos administrativos y judiciales tributarios. (Ver por ejemplo este caso de AMETEX).

La forma de concebir la quiebra técnica en Bolivia es más conservadora que la definición que hemos encontrado previamente en la literatura norteamericana. Esto es, para el Código de Comercio existe un riesgo de disolución cuando las pérdidas superan el 50% del Capital Social. (Art. 354 del CC).

Se debe tomar en cuenta que el artículo 354 está dentro de las disposiciones de Sociedad Anónima en el Código de Comercio. Si bien se puede entender a una empresa que no es S.A. en una circunstancia de Quiebra Técnica —tomando lo que se entiende por quiebra técnica del Art. 354— de todas maneras la obligatoriedad de reducir el Capital sólo aplicaría para Sociedades Anónimas.

Ejemplo de Quiebra Técnica según el Código de Comercio

Si tenemos la siguiente estructura patrimonial, no estamos aún en estado de quiebra técnica:

Empresa Ejemplo 1 S.A.

Capital Social 50.000
Reservas10.000
Resultado de la Gestión (Pérdida)-20.000
Total Patrimonio40.000

Esto porque el 50% del capital más reservas es 30.000 Bs, y las pérdidas de 20.000 Bs. aún no habrían superado el 50% del capital más reservas.

Sin embargo en la siguiente estructura patrimonial sí existe una quiebra técnica:

Empresa Ejemplo 2 S.A.

Capital Social 50.000
Reservas10.000
Resultado de la Gestión (Pérdida)-35.000
Total Patrimonio25.000

El 50% del capital más reservas es 30.000 Bs, y las pérdidas que son de 35.000 Bs superan el 50% de capital más reservas. En consecuencia, hay quiebra técnica según el Código de Comercio.

Si ampliamos su situación patrimonial, tenemos:

Empresa Ejemplo 2 S.A.

ACTIVO75.000PASIVO50.000
Capital 50.000
Reservas10.000
Resultado del periodo-35.000
PATRIMONIO25.000
Total Activo75.000Total Pasivo y Patrimonio75.000

La empresa se encuentra entonces en quiebra técnica (Art. 354 CC). Esto no significa que se encuentre en estado de quiebra o declarada en quiebra o se haya iniciado un proceso de quiebra (Art. 1489 CC).

Muchas empresas pueden estar en esta situación eventualmente y no significa que dejen de operar. La empresa puede estar en marcha de todas maneras pero tendrá un riesgo de insolvencia.

Reducción del Patrimonio

Lo que indica el Código de Comercio es que si existiera la quiebra técnica, deben reducir su capital —ya que es un apartado dentro las disposiciones de las S.A., sería una obligación sólo para S.A.

La reducción de capital sería una opción, ya que antes de ingresar a una figura de quiebra técnica también se podría incrementar el capital con aportes de los socios y evitar esta figura. (Art. 378, inciso 5).

De todas maneras, si no existiera el incremento en capital o aportes pendientes de capitalización, tendríamos la característica de quiebra técnica.

Siguiendo el ejemplo, el capital reduciría al valor del Patrimonio. Esto es:

ACTIVO75.000PASIVO50.000
Capital 25.000
PATRIMONIO25.000
Total Activo75.000Total Pasivo y Patrimonio75.000

¿Qué consecuencias tiene para una empresa?

La quiebra técnica es una ficción jurídico contable. Puede extenderse a cualquier tipo de empresa debido a que todas pueden tener capital y resultados negativos.

Es básicamente una figura contable que aún no tiene sanciones o consecuencias legales para las demás empresas que no son S.A. Si bien remarca un riesgo de insolvencia, mientras no haya una declaratoria de quiebra propiamente, no es una condición legal.

Sin embargo, el hecho de mencionar «quiebra técnica» puede ocasionar problemas de riesgo para los socios, acreedores, clientes y empleados.

Deja un comentario

Perdón por la interrupción

Pero hay muchas cosas más que podrías saber acerca de tus impuestos que nadie te dirá. Porque saber aquí es dinero.

Confirma si ya estás registrado

Confirmamos tu suscripción! 

para mandarte cosas importantes a tu email.

 

 

 

 

Atte. Roberto Cáceres